No cabe duda de que el coronavirus ha cambiado tanto nuestra vida privada como profesional.

Las medidas de protección introducidas por Rommelag para garantizar la seguridad de cada uno de nuestros empleados, así como las medidas preventivas y las restricciones implementadas alrededor del mundo, han influido directamente en nuestra forma de trabajar.

Nos complace poder informarles que, a pesar de todo, en Rommelag hemos podido continuar con la producción sin problemas significativos.

Nuestro objetivo es lograr mantener este estado para así minimizar el riesgo de cierre, ya sea parcial o total.  Por este motivo, hemos organizado nuestros servicios de la siguiente manera:

  • Nuestra asistencia comercial permanece activa.  Asimismo, continuaremos ofreciendo apoyo a nuestros clientes, partes interesadas y socios comerciales con todas las preguntas y/o inquietudes que llegasen a surgir.  Permanecemos disponibles, en todo momento, por correo electrónico, línea telefónica o videoconferencia para atender a todas las partes involucradas según sus necesidades.  Las visitas personales a nuestros lugares de venta y producción no serán posibles hasta nuevo aviso. 
     
  • Nuestros servicios post-venta y de atención al cliente permanecen disponibles para ustedes como de costumbre. De la misma forma, seguimos apoyando a nuestros clientes en la solución de problemas emergentes.  En el caso de una parada de emergencia de la máquina, intentaremos primeramente resolver el problema por medio de servicios remotos u otros medios de comunicación. Si el problema en cuestión no pudiera resolverse de esta manera, consideraremos realizar una visita in situ, siempre y cuando sea posible.  Contacto: https://www.rommelag.com/service/contacto/
     
  • Desafortunadamente, las instalaciones de máquina por parte de nuestros ingenieros deberán posponerse.  Nuestra prioridad es actuar responsablemente durante esta pandemia y contribuir tanto a mantener la seguridad de nuestros clientes, socios y empleados, así como a ralentizar la propagación del COVID-19.  
     
  • Trabajos de modificación o de adaptación pueden todavía ser planificados; sin embargo, instalaciones y puestas en marcha deberán ser pospuestas.
     
  • En nuestros centros de producción se ha implementado una operación de dos turnos para asegurar el distanciamiento social necesario entre los empleados y así minimizar el riesgo de contagios. Hemos logrado mantener nuestra actividad diaria y hacemos lo mejor posible para cumplir con los plazos acordados.
     
  • Las pruebas de aceptación en fábrica (FAT – Factory Acceptance Test) de las máquinas se llevarán a cabo como se había planeado. No obstante, estas serán supervisadas exclusivamente por los trabajadores de Rommelag.  Es decir, la presencia de los representantes del cliente no será posible. Todos los FAT planeados se documentarán adecuadamente de tal modo que las máquinas puedan ser entregadas a tiempo.  Asimismo, discutiremos, de manera individual con cada cliente, el alcance de las pruebas a realizar y nos aseguraremos de que los FAT cumplan con las expectativas y requisitos estipulados. Recent Statements from our customers on their virtual FAT

 

En virtud de las circunstancias impredecibles y la posible implantación de medidas más restrictivas, se les ruega que por favor tengan en cuenta que la situación puede llegar a cambiar repentinamente.  Nosotros les seguiremos manteniendo informados sobre todos los futuros acontecimientos.

De antemano, les agradecemos su comprensión. Es necesario nuestro esfuerzo colectivo para poder mitigar el impacto de esta pandemia. Les garantizamos nuestro compromiso y determinación para volver a nuestras operaciones comerciales normales tan pronto como sea posible. 

ROMMELAG GROUP OF COMPANIES