LO MISMO PARA TODOS... O A CADA UNO JUSTO LO

LO MISMO PARA TODOS... O A CADA UNO JUSTO LO ADECUADO

Si desea envasar asépticamente líquidos y semisólidos y lanzarlos al mercado de forma segura sin tener que invertir en espacio adicional, complicados elementos logísticos y unos costes de almacén en constante aumento debido a los recipientes vacíos, no busque más: la tecnología Blow-Fill-Seal de Rommelag es la solución imprescindible para usted.

El sector farmacéutico sigue siendo uno de los principales usuarios del proceso BFS, pero los líquidos y los semisólidos se están llenando en envases BFS cada vez más en muchos otros sectores, por ejemplo los productos de limpieza, los productos de aseo y los alimentos funcionales, por citar solo algunos.

Las ventajas del llenado sin contaminación en recipientes de plástico a prueba de rotura se complementan con una variedad casi ilimitada de diseños de envase específicos para cada aplicación, costes de producción bajos, tasas de rendimiento altas y una necesidad de espacio mínima para las instalaciones.

Con bottelpack es posible:

  • Bidones, botellas, tubos, ampollas, recipientes de gotas, contenedores de fuelle o envases de porciones
  • Recipientes de polietileno, polipropileno o multicapa
  • Tasas de rendimiento superiores a las 34 000 unidades/hora
  • Cantidades de llenado de entre 0,04 mililitros y 10 litros
  • Para el sector farmacéutico, el sector químico, el sector de la alimentación, etc.
  • Y mucho más